POR LAS TIERRAS DE JESÚS

Tierra Santa Blog Se Llenaron de Inmensa Alegria

Cuando quedaba poco tiempo para que yo naciera, mis padres estaban apuntados a una Peregrinación a Tierra Santa. Podemos decir que, por culpa mía, se quedaron sin viaje; y siempre me sentí responsable. Este pasado septiembre, con motivo del cuarenta aniversario de su Matrimonio, tuvimos la dicha de participar en una exclusiva ruta, diseñada por miembros del Regnum Christi, adaptada perfectamente a nuestras necesidades de movilidad y tiempo.

            En un principio, se trataba de pasar seis días intensos, pero desde la Agencia de Viajes, nos dijeron que no había vuelos para el día 8 de septiembre, así que debíamos volver, el día 7 o el día 9. Sin saber por qué, respondí que el 7… La Providencia hizo que algunos meses después de esta decisión (ya que esto estaba ocurriendo hace ya un año) fuese destinado a un pueblo, cuya patrona, la Virgen del Amparo, se celebra el día 8 de septiembre. Pude volver a tiempo, saliendo desde Jerusalén, y celebrando la Santa Misa a las 4.30 de la madrugada, de celebrar con mis nuevos feligreses, sus fiestas patronales. Pero eso será motivo de otro artículo. Ya que todavía, cuando escribo estas líneas, estoy intentando situarme en los cuatro nuevos pueblos, cercanos a San Clemente (Cuenca), que el señor obispo me ha encomendado. Sigamos con la Peregrinación.

            Salimos desde Barcelona, después de celebrar la Santa Misa a una de las muchas comunidades de religiosas que viven en Barcelona, del aeropuerto del Prat, teniendo que llegar tres horas antes, para la inspección de equipajes y cuestionario previo a embarcar. La policía aduanera israelí envía sus operarios a los aeropuertos, para garantizar la seguridad de la entrada en el país.

            El vuelo es largo, pero el rato de comer, alguna cabezada en los cómodos asientos y las ganas de llegar, hacen que el vuelo pase rápidamente. Jabib nos estaba esperando con Graciela, ella era nuestra guía, y él, nuestro chófer. De origen palestino y católico, lo segundo, maravilloso, y lo primero, casi imprescindible para circular por Palestina sin ningún tipo de problema. La primera noche dormimos en Belén. Cómo no recordar para este mes de diciembre, que ya se acerca, todas las experiencias de la Sagrada Familia… La verdad es que no fue un hotel sencillo; había sido propiedad de unos cordobeses católicos, pero tuvieron que venderlo durante los cinco años de conflictos que anularon las peregrinaciones; estábamos a todo lujo, quizás necesario para la seguridad. Así nos lo prepararon.

            Por la mañana dijimos Misa en la Basílica de la Natividad, llevaba en la maleta unas felicitaciones de Navidad para mi familia, que había comprado, en mi último viaje al Vaticano, en una fugaz visita a Asís… así, en el lugar del verdadero Belén, les pude felicitar con una estampa del lugar donde se confeccionó el primer Belén. Fue una Misa hermosa. Misa del alba de la Natividad del Señor. En Belén, litúrgicamente, siempre es Navidad. Durante las oraciones se dice muchas veces “AQUÍ nació el Verbo de Dios”.

            Impresiona porque en muchos lugares, se celebra la Misa votiva del lugar donde estás, Misa de las Bienaventuranzas, en el Monte; Misa de la Resurrección en el Sepulcro, etc. Y en todas, se va repitiendo el AQUÍ. También fue nuevo para mí, encomendar al Papa Benedicto y a nuestro obispo el Patriarca Fouad. Estábamos en la Iglesia Católica de Oriente, donde, por encima de los obispos, que se llaman Eparcas, tenemos a los Patriarcas. Es el Patriarca de Jerusalén uno de los cuatro Patriarcas de la Iglesia Católica.

            Después besamos la piedra donde nació Jesús, y pudimos rezar un rato y cantar villancicos junto al pesebre. Ya supondrán que, con la tradición belenística española, la importancia de los Reyes Magos en nuestra infancia y el significado de la Navidad para los sacerdotes, pasé uno de los mejores días de mi vida. El conjunto de impresiones es tan grande, que se va saboreando durante todo el año.

            Las composiciones de lugar de San Ignacio, ya serán siempre iguales, porque no será necesario imaginarte un portal, un pesebre, en un pueblo cualquiera que se le pareciese, sino que podrás ver dentro del corazón, aquél pesebre, aquél AQUÍ, que se queda fotografiado en la memoria para siempre.

            La peregrinación estaba preparada siguiendo la vida de Jesús, así que después, fuimos a ver el lugar del taller de Nazaret, de la vida oculta de Jesús, el lugar donde vivía la Virgen, y donde se le apareció el Arcángel Gabriel, que se mantiene casi todo igual que en aquellos tiempos.

            Comimos en una tienda musulmana, muy grande, parecida a la que llega el Moisés en la falda del Sinaí, en la película de Los Diez Mandamientos. Ya no era una película, teníamos el pueblo a la vista, habíamos pasado por la puerta del muro que Israel construye para aislar a los palestinos, y ahora comíamos comida típica en unos sofás bajos, muy parecidos a los que se usarían en la Santa Cena. No en vano el restaurante se llama “La Tienda”. Todavía hoy parece un sueño.

            Camino del río Jordán, donde ya se puede pasar, porque han habilitado una pequeña carretera libre de minas, nos impresionaron las tiendas de beduinos por el desierto, bien seco y bien largo, que se extiende al norte del Mar Muerto, muy por debajo del nivel del Mar… mucho calor, ya algo cansados, y muy agradecidos al Señor, por nuestra Fe, y por la Redención y todo lo que ella supuso, renovamos las promesas del Bautismo:“SÍ CREO, SÍ CREO, SÍ CREO”, cogimos agua para traer a Barcelona, del mismo río… y estaríamos aquí contándoles tantas cosas, que quedan para otro momento.

            Denle gracias a Dios conmigo por esta experiencia, no duden en intentar, al menos intentarlo, peregrinar a Tierra Santa, aunque sea una vez en la vida; no hay ningún viaje mejor que puedan hacer. Dios nos bendiga a todos, con la sencillez y la humildad de su pesebre: FELIZ NAVIDAD.

Antonio María Domenech

Anuncios

Un comentario sobre “POR LAS TIERRAS DE JESÚS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s