LA EXCOMUNIÓN Y EL ABORTO

Escribo estas líneas para explicar los conceptos jurídicos referentes a la excomunión y al aborto, esperando que las gentes que no están iniciadas en el tema puedan entender algo de lo que quiere decir que el Papa haya concedido a todos los sacerdotes para el Año Jubilar, no obstante cualquier cuestión contraria, la facultad de absolver del pecado del aborto.

Empiezo por lo sencillo, la aposición “no obstante cualquier cuestión contraria” es típica en el derecho y, pese a salir en el nuevo código muy pocas veces, se utiliza para anular los privilegios o prohibiciones anteriores que haya referidas a lo que acompaña; es decir, en este caso se refiere a que todos y en todos los casos que estén bien dispuestos, con dolor de corazón y propósito de enmienda, se arrepientan. Para el Año Jubilar engloba el periodo que empieza el día 8 de diciembre de 2015, solemnidad de la Inmaculada Concepción y termina el 20 de noviembre de 2016, solemnidad de Cristo Rey. Pueden verse los motivos de las fechas en la bula papal Misericordiae Vultus.

            ¿Por qué hace falta una facultad especial? Porque el aborto es un crimen tan grave, debido a que el feto tiene vida desde el primer instante de su concepción, y esto no hay nadie que lo niegue sin saber que está engañando, que lleva acompañada una “pena medicinal” que está puesta por la Iglesia para prevenir el delito. Las otras penas que no son medicinales, se llaman expiatorias. La pena consiste en la excomunión, es decir, el no poder acercarse a los Sacramentos, a menos que el obispo absuelva a esa persona, o los sacerdotes que tengan esa facultad. Por ese motivo, este año de la misericordia, se da la facultad a todos, porque hay que tenerla para dar la absolución cuando una persona está excomulgada. Normalmente, la tienen los penitenciarios (que son los encargados de esta función) y algunos capellanes de Santuarios. En la provincia de Cuenca suele tenerla el capellán de Tejeda.

Dicho esto hay que tener en cuenta lo siguiente, sobre todo los sacerdotes.

1º. Que la excomunión por el pecado de aborto (canon 1398) deja de tener efecto a los cinco años de haberse practicado ese aborto: 1362, 2º.

2º. Que en los casos en los que la persona que aborta es menor de edad o actuó por miedo grave, no está excomulgada, ya que debe atenuarse la pena, y la excomunión es la pena máxima: cánones 1323 y 1324, 4º y 5º.

3º. Que se puede absolver si la persona no sabía que el aborto iba acompañado de una excomunión: cánones 1323 y 1324, 9º.

4º. Que si se sigue de negar la absolución un daño moral grave para la persona, al resultar duro para el penitente permanecer en estado de pecado grave (canon 1357 §1) se puede dar la absolución, indicando que debe acudir en el plazo de un mes a un sacerdote u obispo que tenga la facultad de retirar la pena.

5º. Si la persona está en peligro de muerte se suspenden los efectos de las penas que tenga  y puede recibir los sacramentos: canon 1352.

En estos cinco casos el sacerdote, sin necesidad de ninguna facultad distinta a las licencias para confesar, puede absolver del pecado de aborto, porque la excomunión no ha recaído sobre esa persona.

Hay que destacar las palabras del Papa en la carta a Monseñor Fisichella: Pienso de forma especial, en todas las mujeres que han recurrido al aborto. Conozco bien los condicionamientos que las condujeron a esa decisión. Sé que es un drama existencial y moral. He encontrado a muchas mujeres que llevaban en su corazón una cicatriz por esa elección sufrida y dolorosa. Lo sucedido es profundamente injusto. Esto es cierto y, normalmente, las personas que desde la ignorancia juzgan a la ligera el aborto, no han ayudado a nadie a salir del pozo que esta herida provoca. No hay información sobre el tema.

Por tanto, sigue estando el pecado del aborto penado con la excomunión “latae sententiae” que significa, en el momento de cometerlo, sin que la pena la tenga que poner ningún juez. No es tarea nuestra, sólo de Cristo, juzgar. Los sacerdotes tenemos la función de perdonar o encaminar a quien pueda hacerlo. Y sería recomendable para los fieles leer los documentos originales, y no las noticias de prensa que tergiversan la realidad para vender más, o sencillamente, porque no saben. Incluida la mal llamada prensa “vaticanista” o falsamente “católica” que solamente quiere ser el centro de atención o desprestigiar al Sumo Pontífice.

Que el Señor Jesús nos conceda amar la verdad y creer en ella, vivir en la esperanza y practicar el amor, concretado en las obras de misericordia en aquellos que tenemos cerca y orando por los que están lejos.

Anuncios

7 comentarios sobre “LA EXCOMUNIÓN Y EL ABORTO

  1. Reblogueó esto en Se llenaron de inmensa alegríay comentado:

    La reserva que caía sobre el pecado del aborto para ser absuelto solamente por el obispo queda suprimida. Todos loa sacerdotes podrán levantar la excomunión y absolver después de la carta Misericordia et misera. Demos gracias a Dios y pidamos que se termine esa lacra que mancha la sociedad postmoderna al considerarlo como una necesidad en lugar de ayudar a las madres y a sus familias ante las necesidades provocadas por el motivo que sea.

    Me gusta

    1. Permíteme, Padre Antonio María, darte mi opinión. Me parece un artículo redactado con tanta imprecisión conceptual y gramatical, que inducirá a no pocas confusiones.

      Por lo demás, no admito tu aserción “el feto tiene vida desde el primer instante de su concepción, y esto no hay nadie que lo niegue sin saber que está engañando”. Hay mucha gente que lo niega porque ha sido engañada por los que tú mismo dices que engañan; y así, en cascada. ¿O he de creer que no está el mundo lleno de personas crédulas o desorientadas?

      Tu condenación contrasta con la rapidez con que luego secundas las palabras del Papa para volverte contra “las personas que desde la ignorancia juzgan a la ligera el aborto”. A la ligera. Pero te ha hecho falta un Papa para decirlo.

      Me gusta

      1. Gracias por tus palabras Miguel. El fin del artículo no pretende hablar sobre el aborto, sino sobre los cambios en la legislación. Tendré en cuenta tu opinión.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s