Cuando uno vive en Castilla

Hace unos quince años que salí de mi querida Cataluña para estudiar Teología en Castellón. Hay que aclarar que uno de mis abuelos era de Morella, dos murcianos y el otro aragonés, al menos, en su ascendencia. Mis padres ya nacieron en Barcelona y siempre se habló en casa catalán con papá y castellano con mi madre.

Ante la confusión reinante que, dicen algunos, se alberga en el sentimiento, porque está claro que es irracional, y pretende separar a Cataluña de España, para insertarla en una Europa que, realmente, sólo tiene su razón de ser en el cristianismo, quisiera, sin ánimo de explicar nada históricamente, sino solamente de compartir algo hermoso que es de todos, una pieza que escuché en Nules, como inicio de las fiestas de la Patrona, la Virgen de la Soledad.

A Ella y a las gentes de ese pueblo, debo los inicios de mi formación pastoral. El Señor se lo pague… Ahora, desde Castilla, donde ejerzo el sacerdocio hace más de once años, no entiendo en ningún caso el afán de separar de aquellos que no se dan cuenta de que la base de nuestra nación es la Fe. En la unidad Católica nacimos y ahora, sin esa Fe en la calle, en las costumbres y en las leyes, es difícil que estemos unidos. Así se comprende más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s