LA CASA SOBRE LA ROCA III

AMOR VERDADERO, LLAMADOS A LA SANTIDAD 

            Los casados han de vivir unidos, con el mismo cariño, modo de pensar idéntico y mutua santidad. (CVII, IM 52) Cuando estudiaba Teología Moral y Política en el Seminario, el profesor, un eximio moralista, dijo: No vamos a hacer cristiandades. Quería decir que no debía impregnarse la sociedad del espíritu de Los Diez Mandamientos y de las Bienaventuranzas, ¿cómo que no? Pues claro, cuando eso no ocurre así nos va… Que todavía no he logrado entender cómo hay abortistas que van contra los toros.

Ante cualquier duda siempre podemos plantearnos cómo actuar. La gracia actual del Sacramento del Matrimonio nos ayuda a escoger con Cristo. No hacerlo así, trae consecuencias graves a corto y a largo plazo. ¿Y cómo se escoge a Cristo y se deja todo lo demás? ¿Es posible?

Al preparar este encuentro uno de los que tuvo la idea me dijo por teléfono: Padre ¿a quién invitamos? Y yo les contesté: A todos los que quieran ser santos. Si se conforman con menos, no hace falta que vengan. Él contestó: Y si ya lo son. – Entonces déjalos, ya no les hace falta. Es decir, todo el mundo comete errores, todo el mundo tiene fallos, pero hemos venido aquí para intentar ponerles remedio.

Voy a comentar tres fragmentos del Libro del Éxodo, para empezar. Moisés comunicó esto (las palabras que le había dicho Dios: Yo soy Yahvé, que os libraré… os adoptaré como pueblo mío y seré vuestro Dios, el que os quita de encima las cargas de los egipcios, os llevaré a la tierra que os prometí) a los israelitas pero no le hicieron caso porque estaban agobiados por el durísimo trabajo. Ex. 6, 9.

Atención, que no sólo de pan vive el hombre. En muchas ocasiones algunas madres y padres me han dicho: Yo pago lo que sea, por mi hijo no hay nada caro. Señora, su hijo no necesita dinero, le necesita a usted. Es muy importante que enseñemos y acompañemos a nuestros hijos en el camino de la Fe, en el camino hacia Dios. Cuentan de una niña que rezaba siempre con su mamá. Un día la mamá se puso enferma para largo tiempo, y le dijo a la niña que rezara con su padre. La niña contestó: papá no sabe rezar. Tanto le impresionó que aprendió a rezar aquella noche, y la niña nunca más tuvo que rezar sola.

Y ¿por qué hablamos aquí de la falta de tiempo? Porque me gustaría que cuando llegaseis a vuestras casas pusierais todos los medios para ir a Misa diaria. La frecuencia de Sacramentos es sacrificada, como lo es el entrenamiento del atleta. Luego queda muy bonito el Himno Nacional de su país, pero lleva corriendo toda la vida por una corona que se marchita y se olvida. La corona de la Misa diaria, de la frecuencia de Sacramentos, de confesarse y comulgar, es la vida eterna.

El Señor hablaba con Moisés cara a cara, como habla un hombre con un amigo. Ex. 33, 11. Y esto podríamos relacionarlo con el No tentarás al Señor tu Dios. No rezamos para que Dios haga nuestra voluntad. Ese es el segundo binario de San Ignacio. Rezamos para que nosotros sepamos hacer la voluntad de Dios. El Padre Rubio decía. Debemos hacer lo que Dios quiere y querer lo que Dios hace. Es muy importante que habléis entre vosotros, pero también es importante que habléis con Dios. Como jugamos con los hijos, también debemos rezar el Rosario con lo hijos. No tenemos referentes me decía hace meses un muchacho. Recuerdo que le contesté: Sé tú el referente. Después sus amigos le han dado las gracias porque tuvieron durante mucho tiempo alguien en quién mirarse. Familia que reza unida, permanece unida. Debemos llevarlo a la práctica, porque a quién más se le dio, más se le exigirá.

En el trato con Jesús es muy importante la Dirección Espiritual seria; por muchos motivos, el primero porque nadie es buen juez en causa propia, y a veces, desde fuera se ven mejor los problemas y se comunica más valor para aplicar las soluciones. ¿Pero, puedo tener el mismo director que mi marido? ¿No es mejor que no te conozca el sacerdote con el que te confiesas? Mirad, eso es un derecho de cada uno, pero está claro que el médico cura mejor al paciente si lo conoce. Además, cuando un sacerdote bautiza es Cristo quién bautiza… Cuando confiesa es Cristo quien perdona pecados, no los hombres: Sólo Dios puede perdonar pecados. Sé que es difícil, que no hay tiempo, pero el que la sigue la consigue. Solamente hace falta poner los medios, encontrar quién y ser constante. Si no nos pasa como los salmones cuando van a poner los huevos, que si no nadan contracorriente, se van al mar…

Procurad poner un poco de vuestra parte para hablar con Dios, quince, diez minutos al día. Cuando era pequeño y me levantaba pronto mi madre me decía: No hables que estoy haciendo la meditación. Recuerdo que le cogí manía a la meditación esa. Pero es muy importante que cojamos el hábito de encontrar un tiempo. Está claro que no tengo tiempo de rezar una hora, y como no tengo tiempo, no rezo nada… Pues no, encuentra diez minutos; – ¿y qué hago? Pues habla con Él, lee un libro, pide ayuda, pero haz algo. No tires la toalla.

No hagas alianza con los habitantes del país donde vas a entrar; porque serían un lazo para ti. Derribarás sus altares, quebrarás sus estelas, talarás sus árboles sagrados. No adorarás otro Dios más que a mí, porque el Señor se llama Dios celoso y lo es, y lo es. Ex. 34, 12-14. Son las mismas palabras que le contesta Jesús al diablo en el desierto, cuando le ofrece todos los reinos del mundo. Ofrece lo que no es suyo. El diablo promete lo que no tiene y da lo que tiene. Promete grandes posesiones y placeres y después deja en la tristeza, la falsa ilusión y el desengaño.

Uno de los idolillos de nuestro tiempo sigue siendo la televisión. No dejéis la televisión puesta. Imaginaos que viene un sacerdote a nuestra casa y nos dice que le dejemos solo con nuestros hijos. Verdad que no lo tendríamos claro, pues imaginaos si fuera un desconocido, y si supiéramos que viene a venderles droga. Pues con la televisión les dejamos con miles de desconocidos juntos. Claro que es más cómodo ir a nuestra bola y que no molesten, pero es que hay que implicarse. El porcentaje de entrega del hombre y la mujer en la casa y a los hijos debe ser del ¿40%-60%? Del ¿50 %?.. No, debe ser del 100 % los dos. Así de sencillo y así de fácil. No hay amor más grande que el que da la vida. Puede ser duro, puede ser muy radical, pero nos jugamos mucho. La televisión muchas veces impide la comunicación entre esposos y padres-hijos. Se resume en “Huir de las ocasiones”. El alcohólico que pasa cada día por delante del bar, u hoy o mañana, acabará bebiendo. El que juega con fuego se quema. Luego cada uno ya sabe de qué ocasiones debe huir, porque cada uno se conoce a sí mismo bastante bien.

Otro ídolo son las riquezas, el dinero. Para combatirlo también es importante la pobreza. Un clavo se quita con otro clavo. Deberíamos vivir como si fuésemos siempre el padre de una familia numerosa. Aunque tenga dinero. Hay cosas que hay que evitarlas. Lo contrario puede ser fomentar el capricho. No pasa nada por vestir ropas que no sean de marca, por vestir ropas que nos han dado… Los niños aprenden a no malgastar, y hoy día, el dinero, es uno de los ídolos de nuestro tiempo. Lo dice San Ignacio en los Ejercicios: Pobreza con Cristo pobre. Las renuncias de hoy, ayudan a sobrellevar las cruces del mañana.

Por último, debemos quitarnos el miedo a ser diferentes, el miedo a que nos señalen por la calle por tener muchos hijos o que nos echen del trabajo porque me he quedado embarazada y así colaboran con el igualitarismo y los derechos de la mujer. Que nos están engañando, que es mentira. Sabes Teresa, qué es amarme con verdad: entender que es mentira lo que no me agrada. Aprended a ser diferente. No tengáis miedo: abrid de par en par las puertas a Cristo: ESO, HOY DÍA ES SER DIFERENTE. Pero de par en par, no a medias. ¡Qué bueno era Juan Pablo II! ¿Pero, le hacemos caso? 

Como conclusión quisiera explicarles algo. En la escalera del Neves Museum de Berlín hay un cuadro de Kaulbach que representa la destrucción de Jerusalén. El Sumo Sacerdote va a suicidarse, hay una familia cristiana que se marcha con dos mulas (sobre éste grupo se ve un conjunto de ángeles y el Santísimo Sacramento) Los hijos del Sumo Sacerdote están pidiendo a la familia acompañarles, y se ve que se van a ir con ellos. Esto representa que hay que huir de muchas cosas para no acabar uno mismo con la vida. Y no os penséis que exagero. Si no trabajara donde trabajo daría discursos similares pero quizás sin conocimiento de causa: no quiero para ninguno de vosotros nada de lo que veo en mi profesión de Juez y defensor del Vínculo. Quisiera que si Abraham buscara diez justos como antes de Sodoma y Gomorra os pudiera presentar a todos al Señor. En caso de que seamos demasiado pocos tendremos que salir como Lot, huyendo de las ciudades, pero recordad que no debemos echar la vista atrás: el que echa mano al arado… Los judíos que adoraron el becerro de oro, no entraron en la tierra prometida porque soñaron con Egipto.

Aquí termina un cursillo pre-matrimonial que encomiendo para todos los nuevos lectores del blog a San Antonio María Claret. El santo que protege mi vida con sus dos grandes amores: la Eucaristía y la Santísima Virgen. En el día de mi cumpleaños y onomástica, una oración por todos +

Anuncios

3 comentarios sobre “LA CASA SOBRE LA ROCA III

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s