El sepulcro vacío, la luz y su Madre

Celebremos con alegría a Jesús resucitado. Hoy nos vuelve a decir como a la Magdalena: ¿a quién buscas?, que podamos responder como San Pedro: a ti Señor, tú lo sabes todo, tú sabes que te quiero.

Se llenaron de inmensa alegría

IMG_20160310_085213            Las últimas cosas del Testamento de Jesús que nos dejó al morir, y en este caso, al resucitar son el Sepulcro vacío, su luz y la última, dejaremos que sea sorpresa. Que el sepulcro estuviera vacío cuando fueron las mujeres a buscarlo, mientras pensaban quien movería la gran piedra, lo más parecido a una rueda de molino, de las que habría por estas tierras no hace muchos años, es algo fundamental y muy importante. Es la base de nuestra Fe. Porque como Cristo resucitó también nosotros resucitaremos. Igual que el sepulcro de Cristo quedó vacío, también quedará vacío el nuestro, y el que no cree esto no es cristiano. El Camino Neocatecumenal cuando canta el Credo, grita con entusiasmo al decir: Creo en la resurrección de los muertos. Recuerdo que, muy al principio de ser sacerdote enterré a una niña pequeña que había muerto en unas horas con meningitis…

Ver la entrada original 831 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s