La Catedral de León

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

    Viajar por España es un regalo, aunque sea por trabajo. En realidad, es difícil distinguir en la vida del sacerdote la diferencia entre su vida y su trabajo, porque hay un cambio sustancial en la entrega a Dios, que convierte su persona entera en consagrada al Señor.

    Ser siempre y en todo sacerdote es algo que no entiende la sociedad actual y que te transforma absolutamente.  Hay días que trabajas quince horas y días que viajas. Como decía el Papa Juan Pablo II vale la pena dar la vida por Jesucristo.

    Desde el tren de regreso a la Parroquia, feliz del resultado de esta misión encomendada, quiero dar las gracias a la familia que me ha acogido; así como enviar un recuerdo a Isabel (desde su tierra natal, aunque cantara el Rosa d’Abril en un perfecto catalán) y a su marido, Arsenio.

   Feliz día de la Madre a todos. Os dejo meditando en el Corazón de las madres. Donde María conservaba tantas cosas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s