¿Por qué sufren los niños?

Siempre ha sido doloroso el sufrimiento de los niños. Dentro de las consecuencias de nuestros actos, deberíamos tener muy en cuenta los que hacen sufrir a aquellos de quien el Señor decía: “Dejad que se acerquen a mí”. Tengamos siempre eso presente.

Se llenaron de inmensa alegría

niños

Hace pocos días que el Santo Padre decía lo que más le costaba entender del mundo de hoy era el sufrimiento de los niños. Es incomprensible verlos con el agua por la cintura intentando sobrevivir entre sollozos, mientras pegan a sus padres los policías o el ejército para que se agrupen en líneas imaginarias junto a la frontera. Es espeluznante verlos recoger los juguetes rotos después de un bombardeo en Siria, Irak, o en cualquier guerra.

Los niños tienen un sentido natural de la justicia que, en muchas ocasiones, les hace llorar como grito impotente de lo que no entienden. Hoy, nuestra sociedad los ignora. Les molestan a todos los niños, muchas veces hasta a sus padres, a la sociedad, molestan en los bares, en el vientre de sus madres, en los hospitales y hasta en las iglesias. ¡Qué pena! ¡Qué vergüenza!. Pero, una vez más, con Jesús, como el…

Ver la entrada original 717 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s