Cristo en todas las almas, y en el mundo la paz

    Lleno de gozo, con el corazón grande, muy feliz y agradecido con todas las personas que hacen posible día a día el culto en la Iglesia, las procesiones, las visitas a Jesús Sacramentado por las tardes, es decir, por todo lo que gira en torno a la Eucaristía en estos pueblIMG_20160528_183224[1]os, me dispongo a explicar lo que ha sido para mí el conjunto de fiestas del Corpus Christi desde que llegué a estos pueblos de la Mancha conquense.

     Me emocionaba hoy durante la Misa de las Primeras Comuniones pensando en las familias de cada niño, en sus difuntos, por los que hemos ofrecido la Misa, y tantas que he dicho por todos ellos. Estaban con nosotros, dando gloria a Dios, embelesados en la atención y el silencio de todos y cada uno de sus nietos. Siempre el día de la Primera Comunión es un día hermoso. Casi el mejor de nuestras vidas, porque Jesús viene a nuestro corazón como alimento. No podemos vivir sin comer. El alma no resiste sin comulgar.

    A lo largo de estos años han sido muchos los altares, las Misas, el entusiasmo, la Fe y la Esperanza de estos pueblos. Además de las fotos de este día especial, quisiera compartir con ustedes las de otros años. Escalones maravillosos de nuestro ascender hasta un Dios, en el que todo es presente, donde se juntan el nacimiento de nuestros hijos, la entrada en la Iglesia para bautizarlos, cómo fueron creciendo, para algunos noches largas de hospital, también alegrías incontables y algún que otro berrinche.

    Hombres de Castilla, al ver caer lágrimas de vuestros ojos, mucho más difíciles de emocionar que los ojos de los rocieros en el salto del día de la Blanca Paloma, más difíciles de ver llorar que ningunos otros, os invito a sacar de vuestro corazón la Fe que todos llevamos dentro, para hacerla presente cada día en el devenir de la vida de vuestros hijos. Cuanto mejor viváis vuestra cercanía con Dios, mejor la transmitiréis.

    La mujer es el corazón de la familia, haced amar a Dios a vuestros hijos, cuanto mejor lo améis vosotras, más lo aprenderán, amad a vuestros esposos y daos a vuestros hijos en una gesto diario de generosidad maternal como sé que lo hacéis.

    Quisiera explicaros que cuando rezamos pedimos a Dios cosas, la damos gracias, le pedimos perdón, pero sobre todo, como ha dicho Rodrigo, sobre todo, como Jesús es el protagonista de este día, le damos culto a Dios. Es importante para el cristiano esta parte de la Religión. El hombre es creado para servir a Dios y hacerle reverencia. No somos hombres y mujeres como debemos ser si no damos culto a Dios. A Él sea dada la gloria por los siglos de los siglos. Por este motivo cantamos el Gloria y el SANTO, SANTO, SANTO.

     Termino diciéndoos lo mismo que me dijo el Padre Alba, en mi Primera Comunión. Todavía me acuerdo: “Mis mejores amigos, Jesús y María”. Nunca os olvidéis de estar junto a Jesús y, si es posible, antes de hacer cada cosa, preguntaos si Jesús también la haría, preguntaos si es digno de un amigo de Jesús esto o lo otro.

      Víctor, Abel, Rubén, Marta, Lucía, Elsa, Rodrigo, Miguel, Alejandro, Miguel, Álvaro, muchas felicidades por este día tan hermoso. Espero poder disfrutar con vosotros durante todo el día, y de vuestro cariño a Jesús, toda la vida.

    Termino dando las gracias a tantas personas que hacen realidad el Parroquia somos todos que comenzamos hace cuatro años. No os canséis nunca. Y a los padrinos, gracias por venir y seguid ayudando a los padres en la misión que decíamos en su Bautizo antes de renuncia a Satanás y del SÍ CREO, en su nombre. Que educándolos en la Fe puedan guardar los Mandamientos para amar a Dios y al prójimo como Cristo nos enseña en el Evangelio. Gracias también a las catequistas, Palmi, Isabel, Magdalena, Amparo y Eva, a Duvi y a Juli por su ayuda en las Iglesias. Como Paco en Pinarejo, Rus en Villar de la Encina y Goya en Carrascosa. Sería imposible ser párroco de cuatro pueblos sin todos vosotros.

    Doy gracias también al Señor en el Santísimo Sacramento por la recuperación de Paloma. Mis hermanos, mi padre y demás familia, y sobre todo la madre de la niña les dan a todos las gracias por sus oraciones.

IMG_20160528_193520[1]

Anuncios

Un comentario sobre “Cristo en todas las almas, y en el mundo la paz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s