Novena a la Virgen del Carmen

IMG_20160707_200008

  Desde el día 7 de julio estoy predicando en el convento de las Madres Carmelitas de San Clemente (Cuenca) la novena de la Virgen del Carmen. No es fácil compaginar las tareas de los pueblos con una novena, pero el Señor ayuda haciendo posible lo imposible. Sin ir más lejos, ayer tarde no quiso arrancar el coche. La batería había llegado a su fin y hoy la he ido a cambiar. Tampoco está mal después de más de 230.000 kilómetros y nueve años. El horario del domingo mejor no lo escribo por si alguien piensa que digo Misa porque me aburro. En realidad, desde que empecé COU no he vuelto aburrirme en ningún momento.

    Quería explicarles que el tema de la novena debía ser La Virgen María y la misericordia y cada día recordamos una o dos obras de misericordia relacionadas con nuestra madre. La Virgen Santísima practicó la misericordia en su vida directamente con Jesús. A Ella no le hace falta aplicar aquello de “cada vez que lo hicisteis con uno de estos mis humildes hermanos, conmigo lo hicisteis” porque dio de comer a Dios cuando tenía hambre, de beber cuando tenía sed, le daría buenos consejos, y le cosió su túnica que llevó hasta la Cruz.

    También desde el Cielo, intercediendo por nosotros practica la misericordia. Y podemos hacerla presente en nuestra vida actuando como lo haría ella en nuestra sencilla vida diaria. ¿Cómo consolaría María a alguien que está triste? ¿Cómo daría un consejo de la forma y en el momento oportunos? ¿Cómo sabría hablar cuando hay que hacerlo y guardar silencio si es necesario? Eso le pedimos en estas Misas de la novena. Que sepamos actuar como si de la Virgen María se tratase.

    Sin embargo, me decía ayer una señora que todo esto es cierto pero que tenemos miedo a hacer el bien. Nos da respeto humano manifestar la Fe, pero también practicar la caridad. Ir a visitar un enfermo, interesarnos por alguien. Por este motivo, la sociedad actual pierde la esperanza.

    El domingo leímos el Evangelio de la Parábola del Buen Samaritano. ¡Qué frase más curiosa! Se cuidó de él, se compadeció (que significa padecer con, no solamente dar dos palmaditas en la espalda, sino acompañar en el sufrimiento, pero nos da miedo. Pensamos que dirán algo de nosotros. Algo de hacer el bien. Y somos, en el fondo, cómplices de la angustia y el pasotismo absoluto de nuestra sociedad. Por ese motivo, al no tener Fe, ni tampoco Caridad, perdemos la Esperanza; o también, y no menos importante, se la hacemos perder a los demás. Cuidado con esto.

   En esta parábola hay una expresión que usamos por estas tierras: DE MÁS. “Lo que gastes de más, yo te lo pagaré a la vuelta”. ¡Qué poquitas veces nos pasamos de lo imprescindible al hacer un favor! Incluso pensamos que no hay necesidad para impedir que hagan otros el bien o para juzgarlo. Si solamente hiciéramos aquello que hay necesidad, ¿qué nos distinguiría de los que no son cristianos? Nos adelantan muchas veces por los peligros y los temores de ser juzgados. Por el miedo al qué dirán. Nadie tiene por qué saber lo que hacemos por los demás ni siquiera el motivo. Si nos preocupa eso es que no entendemos aquello de que “no sepa tu mano izquierda lo que hace tu derecha”.

    Por último quisiera concretar, empezando por mí, cómo, cuándo y con quién vamos a practicar una obra de misericordia en el día de hoy. Tenemos peligro de generalizar el bien que haremos o el tratar de ser mejores sin descender a lo concreto. Podemos caer en la hipocresía de preocuparnos de los pobres en China o la India, y amargar la vida a aquellos que son realmente nuestro prójimo de cada día, los que viven con nosotros, los cercanos, los próximos. Si la Virgen Santísima estuviera en mi lugar ¿qué haría? Anda, y haz tú lo mismo.

    Nos vemos esta noche en la Novena. Nos toca “perdonar las injurias”. ¡Qué bien lo hacía la Santísima Virgen! ¡Qué buena maestra puede ser para nuestro perdón de cada día! Dios les bendiga.

Artículos relacionados: Corazón de MadreYA TOCAN A NOVENA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s