Yo y mi casa serviremos al Señor

Ya ha pasado un mes, tu recuerdo sigue vivo, tu intercesión se nota. No dejes de ayudarnos Migue

Se llenaron de inmensa alegría

IMG_20160611_093758[1]

El libro de Josué, cuya lectura de hoy nos hacía empezar la mañana, me ha recordado el día que Miguel y Mari Carmen me pidieron que fuera a bendecir su casa porque ya era diácono… Han pasado muchos años y muchas cosas. Aquél día, como el de su boda, como el de cada Misa a la que iban, le ofrecían a Dios su casa y su familia.

También, cada mañana, al salir a trabajar, ella le decía a él: ¡Cuánto nos queremos! ¿Nos querremos así toda la vida?. Y él contestaba: Si queremos sí.  Así me lo contaba Mari Carmen mientras su esposo se estaba muriendo. Le dije que le diera gracias a Dios porque se lo había podido decir muchas veces; porque muchos pierden a sus seres queridos sin habérselo dicho nunca. Y enseguida, alzó la cabeza, se puso seria y me dijo: DÍGALES QUE SE LO DIGAN…

Ver la entrada original 898 palabras más

Anuncios

3 comentarios sobre “Yo y mi casa serviremos al Señor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s