Mujer, mantén firme la Fe y la Fe firme

En el día de hoy, fiesta patronal de tantos pueblos de España, día de las Vírgenes encontradas, Natividad de nuestra Señor, Reina y Madre del Amparo, alcaldesa de la Villa quiero decirles algunas cosas que han impresionado vivamente mi corazón sacerdotal.

En primer lugar, el silencio  durante la Santa Misa. Se corta el aire al escuchar la oración silenciosa de todos los que están dentro y fuera de la ermita de la Virgen, del antiguo hospital de caridad de nuestro pueblo. En segundo lugar, la cantidad de gentes que dejan todo para acompañarnos en este día, y lo tercero se lo digo en estas palabras de la homilía de hoy que quisiera compartir con todos ustedes, lectores de lejos y de cerca, amigos de ahora y de siempre:

     Querido Carlos, querido José Luis, querida Manoli, querida pregonera, Antonio, Juanjo, Constante, querido Miguel, Adrián y Andrea, querida Julia, Isabel, queridos todos y cada uno de los que hoy compartís conmigo estos momentos de Fe e ilusión junto a la Madre del Cielo, la Virgen del Amparo. 

    El Evangelio nos dice hoy que San José era justo. No hay otra manera de ser justo que hacer lo que hacía una buena mujer durante la procesión. Ha llamado a alguien, sería su hermana, o su hija, no creo que fuera su madre. Y le decía: “Escucha” y levantaba el móvil hacia el Cielo para que oyera la música de la banda, el susurro silencioso y sonoro a la vez de la procesión que entra con su Madre en el pueblo. Hay momentos en la vida, señor vicepresidente, hermanos que me escucháis, que hay que escuchar lo que dice el Cielo para poder ser justos. 

    En segundo lugar, otros momentos difíciles me han venido a la mente cuando las mujeres han bailado a la Patrona. Solamente ellas. Sólo como ellas se puede mantener la Fe. Algunas personas dicen que por qué no son ellas, sacerdotes. Tienen otra misión en la Iglesia, en la familia, en el pueblo, en nuestras vidas; ellas son columna de la Fe. Cuando falta un ser querido, cuando el rumbo de la nación, o del pueblo, o de la familia se pierde, cuando parece que lo que nos enseñaron nuestros padres, parece que se puede olvidar, que la Virgen puede que no sea nuestra Reina para según qué decisiones, para según que momentos, la MUJER, como la Virgen al pie de la Cruz, firme, mantiene la Fe. Una Fe que no cambia ni un ápice, porque es Fe firme. “Stabat Mater, Dolorosa, iuxta Cruce, lacrimosa”.  Así, por vosotras, es reina del pueblo, reina de nuestra familia, de nuestras vidas y del día a día. Porque Santa María mantiene lo que aquella niña de Madrid, Teresita González Quevedo decía, “¡que quien me mire te vea, Madre mía!”

     Así, como ella, si alguna vez vuestro corazón llora, o vuestra alma grita, oimg_20160908_1149031 vuestra mente no comprende, o bien porque la Iglesia no os ayuda, o porque vuestro párroco se equivoca, o porque la televisión nos confunde; si alguna vez parece que Dios no os escucha, venid aquí,  a los pies de la Virgen, a pedirle esa fortaleza que nos lleva  a Jesús. A ÉL vamos por María. Igual que cuando Jesús murió, todos quedaron desconcertados sin saber lo que hacer. Sólo su Madre sabía que iba a resucitar. Toda la Fe de la Iglesia estaba en María. Que Ella nos de la suficiente Fe para esperar la resurrección. 

     Porque vamos a Ella  con el único fin , de que en el momento de la última llamada, cuando venga a por nosotros, sepamos decir como rezaban nuestras abuelas, y algunos todavía rezamos: “Jesús, José y María, os doy el corazón y el alma mía; Jesús, José y María, asistidme en mi última agonía; Jesús, José y María, con Vos descanse en paz, el alma mía”.  Vamos a repetirlo otra vez: Jesús, José y María, con Vos descanse en paz, el alma mía. 

   No me queda más que agradecer, desde estas líneas a todo el pueblo, tanta colaboración, tanto cariño, tanto amor a la Madre del Cielo, así como pedir una oración por mí, y desearles una felices fiestas a todos. Recuerdo que el día 10, a las ocho de la tarde, tendremos una Misa de despedida, aquí en la ermita, a la que están todos invitados.

¡VIVA LA VIRGEN DEL AMPARO!

Les dejo el vídeo de ayer, algunas homilías en los enlaces de la novena y unas fotos

Artículos relacionados de la novena: Perdonar las injuriasComer, beber y vestirEnterrar a los muertos y rezar a Dios por vivos y difuntos

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s