Ha sido un fuerte impacto

img-20161206-wa00141

     No sería justo intentarles hablar de la fiesta de la Inmaculada Concepción o de los belenes de la Parroquia, acontecimientos que jalonan diciembre sin permitir hacer otra cosa que no sea ir y volver a las parroquias y colaborar en lo posible con las personas que hacen realidad que sea un mes especial. Cerca de la Virgen y de Jesús viven estas gentes del Señor.

      Estaba diciendo que más que estas cosas me ha impactado sobremanera la tanda de Ejercicios Espirituales que he podido dar a los miembros de la Adoración Nocturna de la Diócesis de Segorbe-Castellón, diócesis en la que serví durante tres años como seminarista en pastoral, y después de diácono.

     Hasta ahora solamente había podido predicar en Mota del Cuervo algunas tandas para cuaresma y en el Instituto de Hijas de Santa María del Corazón de Jesús, en bastantes ocasiones, mientras estuve en Almodóvar del Pinar. Las Constituciones de mi Instituto de Vida Consagrada “Sociedad Misionera de Cristo Rey” en su parte sexta nos habla del Apostolado. Reza así textualmente: Todos los miembros de esta Sociedad deberán señalarse en el servicio de su Rey y Señor Jesucristo, entregando sus personas para la obra de recristianización y conquista del mundo para Cristo. Los medios principales para alcanzar tan alto fin son: LA DIFUSIÓN Y PRÁCTICA DE LOS EJERCICIOS ESPIRITUALES SEGÚN EL ESPÍRITU DE SAN IGNACIO. Esto aparece en primer lugar. Gracias a las grabaciones, a las tandas hechas con el Colegio y a lo que he escuchado a muchas personas he intentado acercarme a la manera de predicar de nuestro fundador, el Padre José María Alba Cereceda, S.I.

    También están en las obras de apostolado incluidos la prensa y los medios de difusión y, en general, cuanto pidan los obispos de las diócesis en las que se ejercita el apostolado, la ayuda y regencia de Parroquias y la docencia en Seminarios. Gracias a Dios he podido realizar un poco de cada una de estas cosas, aunque hay muchas más.

    Se buscará en el apostolado el bien más universal con la recta intención de complacer al Señor y no a los hombres. Para este punto la internet es ideal, porque no hay ningún medio más universal, ni tampoco que más disguste a los hombres (que se suelen poner nerviosos en muchos ámbitos). Sin embargo, no escribo para hablarles de nuestras Constituciones sino de dos hermanos que hicieron los Ejercicios con nosotros.

     Por una enfermedad en la vista se han ido quedando ciegos. Empezaron siendo jóvenes, haciendo una tanda anual en esa misma casa. Ahora, con la casa aprendida de memoria supe que casi no necesitaban ayuda, y mi sorpresa fue cuando, en el ejercicio del Vía Crucis, rezado durante las meditaciones de la Pasión, cogieron una vela cada uno junto a la Cruz de Jesús.

     La luz de la Fe, junto a la cruz de su ceguera fue el faro que iluminaba cada día a todos los que estábamos allí. Su manera de vivir la caridad en los detalles más pequeños, su capacidad para no darse importancia por su enfermedad, sino incluso hacer alguna broma sobre el tema, ha impactado mi vida. Quiero resaltar que el título de los Ejercicios de San Ignacio es Ejercicios Espirituales para vencer a si mismo y ordenar su vida, sin determminarse por afección alguna que desordenada sea. Así lo oí muchas veces de mis formadores. Las “Normas para sentir con la Iglesia Militante” nos habla de la fidelidad a la Iglesia y a los Obispos.

    La regla número 13 dice: Debemos siempre tener para en todo acertar, que lo blanco que yo veo, creer que es negro, si la Iglesia Jerárquica así lo determina, creyendo que entre Cristo nuestro Señor, esposo, y la Iglesia su esposa, es el mismo espíritu que nos gobierna y rige para la salud de nuestras ánimas porque el mismo Espíritu y Señor nuestro que dio los diez mandamientos , es regida y gobernada nuestra Santa Madre Iglesia. En este espíritu tratamos de vivir las meditaciones que propone San Ignacio, los ejercicios, las reglas. Un itinerario hermoso para que, en completo silencio, le dejemos a Dios la oportunidad de hablarnos.

     Quiero terminar este escrito dando las gracias a todas las personas que  han hecho posible esa tanda. Por su ejemplo, su oración y ayuda. También quisiera invitar a todos a poner los medios necesarios para acudir o a procurar y colaborar para que otros los hagan. Quien los ha practicado sabe de qué estoy hablando. Si hace ya mucho tiempo, no lo dudes. Busca una tanda y acude.

    Con la ayuda de la Virgen Santísima, esperamos vivir el espíritu de San Ignacio y transmitirlo cuando las demás obligaciones nos den esa oportunidad. Glorificad a Dios con vuestra vida. AD MAIOREM DEI GLORIA.

Artículos relacionados: ¿De dónde ha salido este cura?EL PADRE ALBA EN MI VIDA

Anuncios

Un comentario sobre “Ha sido un fuerte impacto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s