Santa Águeda, patrona de Pinarejo

         Al día de Santa Águeda le sigue el de Santa Aguedilla. El pueblo se congrega, también los que vienen de lejos, para honrar con su presencia y su oración a la Santa Patrona, la Santa guapa, como ha dicho el Padre predicador, Nilton Bustamante, que nos acompañó en agosto y hemos disfrutado de sus palabras.

     En este día las mujeres sacan a hombros una imagen pequeña de Santa Águeda y la van parando en las puertas de los vecinos que colaboran con sus donativos, como ayer hicieran los hombres con la imagen grande.

     El Padre nos ha explicado que la santa es guapa porque era buena, y la bondad consiste en hacer la voluntad de Dios. Bien seguro que ustedes la quiere, pero también ella les quiere a cada uno porque ve la bondad en sus obras. 

      Ella no tuvo miedo a enfrentarse al mundo, al demonio y a la carne, cuando le pidieron que deshonrara su hermosura. También nosotros debemos plantarnos ante una sociedad que ha hecho del sexo un placer vanal, sin la generosidad que implica. Sin la entrega, que es la condición de los santos, y del verdadero amor. 

    El recuerdo de la Coronación en el Castillo de Garcimuñoz, donde pude acompañarles, y la oportunidad de haber podido venir hoy, nos hagan vivir interiormente con la hermosura con la que la disfrutamos cuando estamos con ella. 

santa-agueda

A CANTAR VENIMOS

A cantar venimos y no estamos de fiesta, es la noche

que nos llena de ese sabor a unas viejas tierras

preñadas tanto ellas que de sus surcos salen

a poco que se remuevan esos hijos que son los frutos

con los que se hacen grandes las haciendas.

A cantar venimos, ya estamos cerca de la iglesia

dentro los silencios comen las palabras que le llegan

como si fueran el agua limpia con que se lavaba la ropa

en aquellas viejas artesas.

A cantar venimos a Santa Águeda, con ella, llenos de ese fervor

con el que los pinarejeros la recuerdan.

Desde siempre Santa Águeda está en el alma de todos y en el corazón

sin tener en cuenta otra cosa que no sea

ser la primera doncella de un pueblo antiguamente aldea.

PINAREJO EN FIESTAS

Las estampas de este pueblo terminaban en una gran fiesta

que el pueblo ofrecía a su Patrona Santa Águeda

y con ella los días de toros las carreras de los mozos y mozas

detrás de los feriantes que hasta el pueblo llegaban

como las golondrinas para las primaveras,

ya las cosechas recogidas en las eras.

Olía el pueblo para esos días de fiestas

a vino de las uvas y cepas de las Canteras,

pucheros en las lumbres y quesos y jamones en las despensas.

Todo el pueblo en la calle esperaba

para ver a su Patrona salir de la Iglesia

engalanada de los pies a la cabeza

del perfume a rosas de la alameda

que Dimas tenía cerca de la carretera.

Vítores que no cesan a hombros la llevan

y ella se deja ser querida y amada

pues en su oficio entra ser la madre, tía, hermana, prima,

sobrina, abuela y nuera, Santa Agueda, presente,

¡Pinarejo en fiestas!

Autor: Jose Vicente Navarro Rubio

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s