Roma locuta, causa finita

Hoy es la fiesta de la Cátedra de San Pedro. Importante recordar estas cosas:

Se llenaron de inmensa alegría

papa-oveja     Roma locuta, causa finita. Resulta que así lo aprendí de niño en el colegio donde estudié. El profesor de Religión se llamaba y se llama Manuel Martínez Cano. Él me enseñó que cuando el Papa dice algo, se acaba el tema. No se le dan más vueltas. Lejos de las disquisiciones de si el Papa se puede equivocar esquiando, u opinando sobre deportes, creo interesante tener en cuenta que aquello que yo no entiendo de lo que dice y de lo que hace, puede ser o por mis cortos horizontes de miras, o por mi inteligencia mediocre, o por mi falta de formación teológica.

    Hace unos días todo el mundo se ha puesto a opinar sobre el viaje del Papa Francisco a Suecia. Es cierto que parece, el Papa, el párroco del mundo, por su celo apostólico, su carisma misionero, su interés por los pobres… pero…

Ver la entrada original 705 palabras más

Anuncios

Un comentario sobre “Roma locuta, causa finita

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s