La Encarnación del Hijo de Dios

    Muy difícil no recordar en este día en que celebramos el anuncio del Arcángel San Gabriel a Nuestra Señora, la peregrinación a Tierra Santa, al mismo lugar donde tuvieron lugar los primeros misterios de la Redención. Allí, en lo que fuera una pequeña casa hendida en la roca, que por la reconstrucción de la zona ha ido quedando en el subsuelo, casi subterránea pudimos rezar como se lee en mármol: VERBUM CARO HIC FACTUM EST. El Verbo AQUÍ se hizo carne.

      La Basílica es grande, y está rodeada de imágenes de la Virgen Santísima de todo el mundo. La Virgen del Pilar y la Virgen de Montserrat nos representan, entre otras. La monumental cúpula es foto tradicional en los catálogos y fotos de las agencias de viaje. El mosaico del suelo puede ser que sea de los primeros cristianos.

       Alégrate, llena de gracia le dijo el Ángel. Es motivo de alegría para toda la cristiandad, de todos los tiempos, el SÍ de María. Ese FIAT (hágase) que respondió a la pregunta que le venía del Cielo. No puedes decir tú, mujer, qué le hubieras respondido tú, pero sí que te puedes preguntar qué le respondes cada día, en cada momento, a tantas veces que la voluntad de Dios te pregunta si quieres decirle SÍ a sus planes. El repetido tantas veces pero no siempre vivido: hágase tu voluntad en la tierra como en el Cielo. 

     La alegría de la Virgen Santísima, su disposición, y su misión apostólica que, desde este momento, hasta su presencia entre el Colegio Apostólico el día de la venida del Espíritu Santo, fue fraguando para tener un cuidado delicado de sus hijos a través de sus viajes desde el Cielo. El próximo viernes, día 31, en una hora santa con el Santísimo expuesto, daremos gracias al Cielo por los muchos cuidados que, con su insistencia a lo largo de los años, ha tenido de todos nosotros. En el Centenario de las apariciones de la Virgen en Fátima, donde dijo: Por fin, mi Inmaculado Corazón triunfará. 

      Hoy abundan planteamientos victimistas, en clave de derrota. Personas que no entienden la Iglesia en salida que nos está ofreciendo el Papa, con su ejemplo y con su palabra. A las dos cosas nos responde María Santísima. Ella nunca se desanima, nunca se da por vencida con ninguno de sus hijos. Ella insiste, Lourdes, Fátima, París, lugares donde, como en el Pilar de Zaragoza dejó su mensaje, su palabra y su ánimo. Ella fue la primera en vivir esa Iglesia en Salida. 

     Es el momento de repasar, de corazón a corazón, en esta fiesta mariana, cuántos detalles, cuántos regalos de la Madre del Cielo para contigo. Dones sobrenaturales, dones materiales, virtudes, ese librarnos del fuego del infierno que quiso que rezáramos y que se reza en la Capelhina todos los días entre misterio y misterio. Por todos y cada uno de los obsequios que hemos recibido de la Virgen, por su consuelo y por su esperanza, como buenos hijos de tal Madre, te invito a darle, en este día, las gracias a María. Alegría, disposición y agradecimiento pueden ser los puntos claves del día que ya empieza esta tarde.

Te adjunto una de las charlas cuaresmales dedicada a la Virgen María que puede ser de tu agrado:

     

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s